4 estrategias para trabajar tu plan de comunicación de manera eficaz

Lo sé, lo he dicho por activa y por pasiva en este blog, pero créeme que necesitas un Plan de Comunicación.

Creo que planificar es el mejor camino para lograr un objetivo. Sencillamente, un plan hace que todo sea más sencillo.

Sé que en este blog puedes encontrar contenido más “avanzado” (permíteme la expresión), pero recibo en mi bandeja de entrada muchas peticiones para que abarque nociones básicas de comunicación. Este post tiene como objetivo poner el punto de partida a tu plan de comunicación.

¿Realmente sabes desde qué posición parte tu empresa a nivel de comunicación?

 

Cómo analizar el punto de partida de tu empresa:

Una empresa casi nunca parte de cero.

Una vez creada la empresa en tu mente ya hay ideas, ya tienes un tono aunque no lo sepas y seguramente un mensaje que no sabes ni cómo divulgar.

El análisis del punto de partida de la comunicación de una marca debe atender a dos contextos diferenciados:

  • Evaluación del entorno de la empresa: 

Un análisis externo de tu marca.

Seguramente te suenen estos términos a marketing, pero la primera fase de un plan de comunicación tiene muchos puntos en común.

Es imprescindible que conozcas a tu competencia y saber qué mensajes está comunicando, saber cuáles son las próximas tendencias que se imponen en el mercado para ver cómo “engancharte” a ellas a nivel de comunicación o qué necesidades tiene tu sector para así posicionarte emocionalmente.

En este aspecto deberás conocer tanto el marco social como local en el que se mueve tu marca y necesitas conocer el ambiente en el que te encuentras para saber cómo debes comunicar.

Si coges algún manual te dirá que hagas un análisis PEST que no es más que un estudio de los factores Políticos, Económicos, Sociales y Tecnológicos que podrían afectar y condicionar a tu marca, pero siendo sincera creo que si quieres un plan de comunicación efectivo deberías pensar más en tu competencia y cómo diferenciarte de ella que pararte a analizar, por ejemplo, factores políticos o económicos. 

Puedes guiarte por un manual o puedes intentar seguir estos consejos y hacer tu plan de comunicación de manera más sencilla y práctica.

  • Análisis interno de tu marca: 

En esta fase toca mirar hacia dentro o, lo que es lo mismo, intentar analizarte de forma objetiva.

Este ejercicio te permite conocerte mejor para saber cuál es tu talón de Aquiles y cuáles, por el contrario, son tus puntos más fuertes, aquello que te diferencia de la competencia, en qué eres bueno o por el contrario, qué necesitas para mejorar…

Tienes que intentar ser honesto a la hora de determinar cuáles son tus virtudes y cuáles son tus defectos a nivel de comunicación.

El análisis de ambos contextos diferenciados (externo e interno) da lugar a la famosa matriz de DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) que es una de las muchas herramienta que existen a la hora de evaluar la situación y estado de una marca, pero en nuestro caso vamos a enfocarla para valorar el estado de la comunicación de tu empresa.

 

¿Cómo hacer un DAFO de comunicación para tu empresa?

El análisis DAFO es una herramienta que se puede aplicar en numerosos ámbitos de la vida, tanto a nivel empresarial como personal.

Por ejemplo, si te enfrentas a una entrevista de trabajo, también puedes realizar un auto examen para conocer cuáles son las debilidades y fortalezas que reúnes o las oportunidades y amenazas a las que te expones en relación a un puesto en concreto.

Todo plan de comunicación tiene que tener una matriz DAFO, pero siempre orientada a valorar cómo es la comunicación de la marca. No se estudiarán aspectos técnicos o de marketing, sino puntos de comunicación.

Hacer un DAFO sobre la comunicación de tu marca lleva tiempo, pero es necesario y también es la oportunidad de oro para conocer el estado y punto de partida de tu empresa.

  • Oportunidades: ¿Qué oportunidades de comunicación tienes a tu alcance? ¿Qué tendencias arrasan y de cuáles puedes beneficiarte? ¿Cómo podrías comunicar mejor? ¿Existe algún espacio aún no saturado en el que podrías encajar? ¿Son las redes sociales una oportunidad comunicativa para tu marca? ¿Y los medios? ¿Qué crees que puedes hacer a nivel de comunicación para aumentar tu visibilidad? ¿Existe alguna tecnología o aplicación móvil que pueda ayudar o contribuir de manera positiva en la comunicación de tu marca? ¿Utilizas todos los recursos de comunicación que tienes a tu alcance?
  • Amenazas: ¿Qué hace tu competencia? ¿Cómo se comunica con los clientes? ¿Qué podría distraerte o hacerte sombra? ¿Existe algún cambio demográfico, de necesidades o de manera de comunicarse entre tu público que pueda perjudicarte? ¿Perteneces a un sector con poca o ninguna tradición a la hora de comunicar? ¿Se acerca una crisis?

Una vez conoces cuáles son las oportunidades y amenazas que afectan a la comunicación de tu empresa llega el momento de realizar una evaluación interna para establecer cuáles son tus virtudes (fortalezas) y defectos (debilidades).

  • Debilidades: ¿Cómo y en qué puedes mejorar a la hora de comunicar? ¿Qué inconvenientes tienes respecto a tu competencia? ¿Te falta experiencia? ¿Qué está fallando? ¿Tienes claro tu posicionamiento como marca a nivel de comunicación? ¿Los medios hablan de ti y de tu marca? ¿Compartes contenido de valor para tu audiencia? ¿Sabrías salir de o capear una crisis de comunicación?
  • Fortalezas: ¿En qué eres bueno? ¿Qué te hace único? ¿Eres creativo y locuaz? ¿Qué te diferencia de los demás? ¿En qué eres superior? ¿Conectas con tus clientes? ¿Sabes adaptar tu mensaje a tu público? ¿Has encontrado tu propio tono de comunicación? ¿Tienes un enfoque positivo y que llega a tu audiencia cuando comunicas sobre tu marca?
Una vez trabajada la matriz DAFO enfocada a los aspectos de la comunicación de tu empresa obtendrás una visión clara y precisa de cuál es tu punto de partida y la situación actual de tu marca.

A partir de aquí podrás pensar ya en estrategia, pero sin conocer tu entorno y a ti mismo es imposible decidir qué acciones vas a poner en marcha. Ahora ya sabrás aprovechar las oportunidades que has identificado a través de tus fortalezas, prepararte ante las amenazas y trabajar para mejorar tus debilidades.

 

Las 4 estrategias que puede seguir tu plan de comunicación:

  • Defensiva: Tu empresa es capaz de plantar cara y enfrentarse a las amenazas a través del uso de tus fortalezas. Para ello, destaca aquello que te hace único y te diferencia de la competencia mientras te proteges.
  • Ofensiva: Consiste en aprovechar las oportunidades que existen a nivel de comunicación dentro del sector a través del uso de tus fortalezas. Este tipo de estrategia es la más deseada por las empresas porque está orientada a su crecimiento.
  • De supervivencia: Esta estrategia se pone en marcha cuando te enfrentas a una crisis de comunicación. En ese momento es clave dar una respuesta coherente, honesta y a la altura de las circunstancias. Dar la cara para intentar limitar al máximo los efectos negativos que estás recibiendo provocados por amenazas o comentarios externos y, al mismo tiempo, tratar de mejorar tus puntos débiles internos. La estrategia consiste en eludir las amenazas que acechan y minimizar las debilidades que se tienen en casa.
  • Reordenación: A través de esta estrategia se busca superar las debilidades que puede tener tu marca aprovechándote de las oportunidades externas a nivel de comunicación que se han identificado o que pueden llegar a surgir. 
    Para lograr con éxito esta estrategia tendrás que realizar importantes cambios internos, ser prudente y planificar con tiempo las acciones que pondrás en marcha para así maximizar los resultados. Cuando uno identifica sus debilidades a nivel de comunicación (por ejemplo falta de clara de un posicionamiento de marca o que los medios no hablen de ti) es mucho más fácil ponerle remiendo aprovechando las oportunidades que brinda el sector.

“Vale, los medios de comunicación no hablan de mi marca, quizás sea el momento de contratar una agencia de comunicación” o “Mi empresa no es percibida por la audiencia como una marca de lujo, puede que sea el momento de realizar acciones para reforzar ese posicionamiento como marca premium y relanzar el mensaje a los potenciales clientes”.

Puede que ya conocieras la importancia del DAFO o cómo realizarlo, quizás tengas clara cuál es la estrategia que quieres poner en marcha en tu plan de comunicación, sin embargo, creo que es importante que conozcas que el DAFO se puede aplicar de manera concreta a la comunicación de tu marca y que sepas cuáles son los pasos a dar antes de comenzar y desarrollar tu propio plan para sentar las bases antes de arrancar.

Me encantará leerte en comentarios.

¿Quieres aprender a comunicar eficazmente?

Únete a mi comunidad y descubre cómo tú también puedes marcar la diferencia si sigues mis consejos semanales.

2 respuestas a “4 estrategias para trabajar tu plan de comunicación de manera eficaz

  1. Muchas gracias por tus post, me aplico ahora mismo en hacer el DAFO de comunicación y seguir una de las 4 estrategias, estoy seguro que obtendré buenos resultados.

    ¡Un saludo!

  2. Toda estrategia que se aplique a vuestra empresa siempre ayudara a su mejora y crecimiento. El identificar las Oportunidades y Amenazas, así como las Debilidades y Fortalezas son fundamentales para tener una visión clara de tu panorama actual, punto de partida para comenzar a trazar metas.
    ¡Excelente aporte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *