Cómo ganarte la confianza de un periodista y convertirte en una fuente recurrente

La confianza es el sustento de cualquier relación, sin embargo, no viene con garantía. Una vez que se rompe, se fracciona o se fisura es difícil que las cosas vuelvan a ser como antes.

Es como un edificio… Puede que sea más o menos sencillo construirlo, pero demolerlo no cuesta nada y reconstruirlo para que quede igual puede ser una verdadera odisea.

La confianza es seguridad y es la base de cualquier relación que se establece entre dos personas, ya sea entre tú y tu pareja, tú y tu madre o tú y un periodista.

Ganarte (y conservar) la confianza de un periodista tiene sus beneficios como, por ejemplo, que recurra a ti cuando necesita material o declaraciones sobre un tema en concreto, que te cuente qué se cuece en la redacción o que se trae entre manos.

Si te llevas bien con un periodista, además, tus emails no le pasarán desapercibidos en su bandeja de entrada que suele estar a rebosar y prestará una mayor atención a lo que le cuentas porque sabrá que ofreces una buena historia.

Tener una buena relación con un periodista te facilitará conseguir otros contactos dentro del medio o que tu propuesta no acabe en la papelera.

Hasta aquí los beneficios, pero… ¿Cómo ganarse la confianza de un periodista?

En este post comparto contigo las “5 Cs” con las que llegar al corazón de un periodista y conseguir tu hueco en los medios.

 

Cómo ganarse la confianza de un periodista

 

1. C de Comprensión:

La primera “C” corresponde a la compresión. La compresión de su trabajo, de lo que te cuenta, de sus plazos, de su día a día…

Ser capaz de empatizar con el periodista es algo que será muy valorado por el profesional. Toda relación humana en la que las partes son capaces de ponerse en el lugar del otro, desde el respeto, son siempre las más fuertes.

 

2. C de Calidad:

La calidad de la información que compartes será otro de los pilares sobre los que construir tu relación con un periodista.

Si a un periodista siempre le envías (o respondes a su peticiones) con material de calidad, enfoques novedosos o ideas interesantes, poco a poco irás ganando su confianza y creando la impresión de que tus emails merecen la pena ser leídos y tus llamadas ser atendidas.

Para poder responder con rapidez y calidad a las peticiones de los periodistas te recomiendo que tengas todas tus propuestas y material ordenado en una sala de prensa virtual que facilitará la labor del periodista. Hazles la vida fácil.

 

3. C de Capacidad:

Capacidad, operatividad o eficacia.

Si eres una persona que demuestra en cada uno de los momentos de su relación con un periodista que eres competente y resolutivo irás sumando puntos y ascendiendo en de la valoración general dentro del medio.

 

4. C de Cumplir:

La confianza es un sentimiento que aparece cuando se dice la verdad y se cumplen las promesas.

Cumple lo que prometas. Si has dicho, por ejemplo, que recibirá los materiales el jueves a primera hora de la mañana, que así sea. No puedes tener esperando eternamente a un periodista, sobre todo, porque si le has dicho que puede contar contigo y después no es así, él habrá estado esperando tu propuesta y le defraudarás.

No cumplir con lo que prometes es el camino más directo que existe para romper (o no afianzar) una relación de confianza.

Responde con rapidez, veracidad y calidad a las peticiones de un medio.

 

5. C de Calma:

Una vez has contactado con un periodista o le has enviado lo que te ha solicitado llega el momento de darle espacio y no ser agobiante.

Dale un respiro… Porque no solo estará trabajando en tu tema, sino que tiene otros (bastantes) frentes abiertos que atender o puede que hayan surgido noticias de actualidad que se anteponen a todo.

En definitiva y permíteme la expresión: No seas plasta.

Una cosa es hacer seguimiento de un tema, es decir, esperar un tiempo prudencial para retomar la conversación y mostrar tu interés y disponibilidad; y otra cosa es acosar.

A los periodistas (ni a nadie) les gusta la gente pesada o demasiado insistente. Así que, cuando las ganas de llamarle para confirmar que ha recibido tu correo te asalten, frena. Piensa que estará ocupado y trabajando en ello, pero que si necesita algo más por tu parte, sin duda, te lo hará saber.

 

Estas son las 5 Cs que te ayudarán a ganarte la confianza de un periodista. Como verás, lo más importante es dejarte guiar por el sentido común. Son personas como tú y como yo, que no deben de intimidarte por el hecho de ser periodistas, pero a las que sí que tienes que tratar con respeto.

 

 

Me gustaría cerrar este post recordándote cuáles son los canales de comunicación que deberías de utilizar con los periodistas para ganarte su confianza.

Existen diferentes canales de comunicación para establecer el contacto con un periodista, sin embargo, no todos valen ni todos demuestran el mismo grado de profesionalidad.

Mi recomendación es que optes por el correo electrónico como medio menos invasivo para un acercamiento. El email es profesional y en él podrás explayarte (dentro de unos límites, ya que abrir un email eterno puede asustar un poquito) y presentarte. Además, te permite incluir adjuntos, fotografías o enlaces con facilidad.

El teléfono es una buena manera de hacer seguimiento de tu envío. Te da la oportunidad de explicar de viva voz tu propuesta, así que aprovecha esos minutos de atención directa y plena del periodista para sacar tus galones y contar tu historia.

En mi opinión, las redes sociales son un canal demasiado informal y que demuestra poca profesionalidad por tu parte. Evita los contactos a través de ellas a no ser que el periodista haya llegado a ti por ese medio primero.

 

Para terminar, quiero darte un último consejo: valora su tiempo.

Los periodistas son profesionales muy ocupados que pueden llegar a recibir decenas de correos o llamadas en una sola hora. Si ellos se dan cuenta de que valoras su trabajo, su tiempo y los tratas desde el respeto, te estarán agradecidos y, poco a poco, pasarás a formar parte de su pequeño círculo de confianza.

 

¿Quieres aprender a comunicar eficazmente?

Únete a mi comunidad y descubre cómo tú también puedes marcar la diferencia si sigues mis consejos semanales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *