Cómo una acción viral consigue un hueco en las noticias


como-un-contenido-viral-se-convierte-en-noticia¿Tú también te acuerdas de esos vídeos en los que salía una persona echándose un cubo de agua helada por encima de su cabeza?

El reto del cubo de agua helada  o ice bucket challenge inundó las redes sociales e, incluso, consiguió hacerse un hueco en los medios.

Concebida como una acción de sensibilización sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) se convirtió en una acción “viral”.

¿A qué me refiero cuando hablo de un contenido viral?

Hablando claro… El concepto viral quiere decir que se ha compartido hasta la saciedad, que ha inundado las redes sociales, que todo el mundo lo ha visto y habla de ellos y que ha llegado, incluso, a tener un espacio en los medios de comunicación tradicionales.

El boca a boca de nuestros días dominado por las redes sociales o podríamos también denominarlo comunicación por contagio.

Conseguir que una campaña de comunicación se convierta en viral es el sueño de cualquier empresa o publicista, ya que implica un aumento exponencial y, muchas veces, incalculable de la notoriedad y recuerdo de la marca, mientras que los costes suelen ser mínimos en comparación con cualquier otro formato publicitario.

Campañas como el ice bucket challege o el movimiento Movember, a través del cual los hombres se dejan crecer el bigote durante el mes de noviembre con la intención de concienciar sobre el cáncer de próstata y testicular, han conseguido gran repercusión en redes sociales, pero también en medios.

Porque las acciones virales tienen el don de cautivar a la audiencia, pero también a los periodistas.

No todo contenido viral se convierte en noticia, además de la alta notoriedad tiene que contener cierto tinte social para colarse en los medios.

Aunque en la red puedes encontrarte vídeos de gatitos lindos con millones de visitas, no es un contenido a priori digno de salir en los medios por su viralidad. Aunque todo hay que decirlo… yo he visto en informativos de cadenas nacionales a mediodía una pieza informativas sobre por qué nos gusta tanto ver vídeos de gatos en internet… Esto quiere decir que la viralidad y su hueco en las noticias es algo impredecible. 

La razón de por qué un contenido se convierte en viral y otro no es casi un misterio, pero he analizado los puntos en común de algunas campañas para entender el porqué.

 

POR QUÉ ESTAS ACCIONES SE HAN HECHO VIRALES Y HAN CONSEGUIDO UN HUECO EN LOS MEDIOS

 

1. No es cuestión de presupuesto, sino de chispa

Las acciones virales requieren una inversión económica menor que la publicidad tradicional. Normalmente son vídeos caseros sin “ánimo de promoción”, pero que por determinadas causas llegan a millones de personas en todo el planeta.

Su contenido se comparte de manera continuada sin que se pida explícitamente.

Para conseguir que así sea el contenido debe tener chispa y cierto grado de creatividad. La dificultad de montar una acción viral es la “chispa”… es algo que casi no se puede definir, pero seguro que sabes a lo que me refiero…

 

2. Cuentan una historia y la vinculan a su propósito

El objetivo final de un viral no solo será conseguir que el contenido se vea o se comparta hasta el infinito, sino que tenga un vínculo con la marca para que, además de aumentar su visibilidad, se refuerce su posicionamiento.

Las acciones sociales son las que mejor funcionan porque al fin y al cabo todos tenemos corazoncito y queremos ayudar de algún modo (si no nos piden dinero mejor, ¿verdad?).

 

3. Emocionan

El contenido que suele ser más compartido y que, por ende, llega más lejos, es aquel que nos cala hondo, que nos emociona o que nos aporta un valor. Así somos y no podemos, ni debemos, luchar contra ello.

Las campañas anteriormente nombradas apelan a nuestro lado más sentimental y solidario y buscan que nos pongamos en la piel de las personas que están pasando por esta situación. El objetivo de ambas era y sigue siendo el de recaudar fondos para la investigación. No nos piden dinero de forma directa, pero el objetivo ya sabemos cuál es.

 

4. Si es bueno y breve, dos veces bueno

Los contenidos que se hacen virales no tienen una duración muy extensa. Por ejemplo, un vídeo de más de 4 minutos puede resultar tedioso para tu audiencia. Recuerda que consumimos rápido.

Cuánto más rápido sea tu mensaje más lejos llegará.

 

5. Invitan a la audiencia a participar

Tanto el reto del ice bucket challenge como el de Movember buscan la interacción del público y proponen una llamada a la acción.

Movilizan a la audiencia para que se graben echándose un cubo de agua helada por encima o se dejen crecer bigote, sumando adeptos a sus causas y viralizando el contenido.

En el mundo en el que vivimos existe tal cantidad de información que a veces cuesta conseguir un hueco en las noticias, pero no puedes olvidar que los medios de comunicación se nutren de noticias atractivas y novedosas y los virales se han convertido en noticia por el simple hecho de ser virales.

 

La viralización de una acción es lógicamente beneficiosa para la marca a la que está asociada, pero también puede tener un importante impacto en nuestra sociedad y el poder de cambiar las cosas.

El reto del cubo de agua helada también estuvo rodeado de polémica porque la gente se grababa echándose el agua encima, pero que los donativos para investigación no llegaban.

Hoy, poco más de dos años después del reto, todos recordamos la iniciativa que consiguió acercarnos una enfermedad poco conocida, pero además se consiguieron recaudar a nivel mundial más de 100 millones de euros y, en concreto, en España unos 120.000 euros.

El éxito más importante es que gracias a esa recaudación se ha logrado hallar un nuevo gen implicado en esta enfermedad degenerativa.

 

Y antes de cerrar el post de hoy quería compartir una experiencia que me ha ocurrido a mí y que posiblemente también has “sufrido” si has trabajado en un departamento de marketing o agencia de publicidad. Puede que te hayas encontrado con la petición de tu jefe de poner en marcha una acción viral o pedirle a una agencia en un briefing “quiero una acción viral”. Señores jefes: ¿Cómo se pone en marcha una acción viral?

En el 90% de los casos las acciones virales son espontáneas, tú puedes poner todo tu empeño en crear una, pero no tienes ningún tipo de garantía de que vaya a correr como la pólvora en la red. Puede que hayas hecho un trabajo brillante, pero que no tenga esa repercusión porque es casi imposible alcanzar ese reto. Sí que alguna agencia de publicidad se ha puesto la medalla de lograr repetdas acciones virales, pero no es lo habitual.

Mi consejo es que puedes intentarlo y si sale bien pues tendrás una nueva oportunidad de salir en los medios, pero no te obsesiones con lograrlo… Si llega, aprovéchalo y mi más sincera enhorabuena :)

 

Me encantará leerte en comentarios.

¿Quieres aprender a comunicar eficazmente?

Únete a mi comunidad y descubre cómo tú también puedes marcar la diferencia si sigues mis consejos semanales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *