Por qué las marcas famosas necesitan seguir invirtiendo en publicidad y en comunicación (y tú también)

Por qué las marcas famosas necesitan publicidad_HOME

 

Coca-Cola, Apple, Chanel, McDonalds, Ferrari, Kellogs… ¿Qué tienen en común todas estas marcas?

Que ocupan un lugar en tu mente. Son famosas y reconocibles por una gran parte de la población mundial. 

Si una marca es tan conocida, ¿por qué siguen invirtiendo en Marketing y Comunicación?

Los seres humanos somos tremendamente olvidadizos, ¿recuerdas el último spot de Estrella Damm? Ese en el que ha utilizado actores muy conocidos, ha filmado una película y ha invertido cientos de euros en televisión…

Somos olvidadizos y chaqueteros. Fidelizar a un cliente es una de las tareas más complicadas para una marca porque nos vamos a por el mejor postor o nos quedamos con la última marca que tengamos en mente.

Si piensas que cuando tengas muchos clientes te olvidarás del Marketing y la Comunicación te diré que estás equivocado.

No te puedes dormir en los laureles ni ahora, ni dentro de 3 meses ni de 5 años.

Hacer ruido es una “disciplina” nueva para el resto de la vida de tu negocio. Y te prometo que es más divertido de lo que te imaginas porque hacer campañas, aunque supone un esfuerzo, tiene una parte creativa muy importante y te ayuda a evadirte de las facturas, las finanzas y los contratos. Al menos, yo me lo paso en grande montando y desmontando campañas.

 

Si llega el día en el que frenas y piensas que si el mundo entero te conoce y se vuelve loco ante cada producto que lanzas al mercado… ¿por qué deberías de seguir invirtiendo en “hacer ruido”?

Porque es una cuestión de notoriedad de marca.

Explicado de una manera sencilla, la notoriedad de marca es el grado de conocimiento y reconocimiento por parte de los consumidores de una marca o producto.

Consiste en conseguir que aquellos potenciales clientes sean capaces no sólo de identificar y recordar tu marca, o que les sea familiar, sino también de asociarla con tu oferta y tu propuesta de valor.

 

¿Cómo se consigue alcanzar una notable notoriedad de marca?

No hay gato encerrado… el grado de conocimiento que el consumidor tiene sobre una marca y sus cualidades dependerá de la exposición de la marca.

Muy fácil, cuánto más ruido hagas más posibilidades de que tu marca sea más notoria. Esto, por supuesto, no quiere decir que todo vale para hacer ruido…

Me gustaría aclarar que todas las campañas no tienen como fin conseguir clientes o aumentar ventas, hay marcas que diseñan campañas sólo para aumentar la notoriedad de marca. 

Sin duda, el objetivo final es vender, vender y vender, pero para llegar a las anheladas ventas hay que trazar diferentes caminos y la notoriedad de marca nunca mejor dicho debe de ocupar un lugar prioritario en tu mente y en tu estrategia.

No te ha pasado que has oído a tus colegas del 2.0. decir: ¿Has visto lo que ha mandado a las bloggers fulanito de tal o el vídeo corporativo que acaba de publicar sobre su marca?

Todos estamos muy pendientes de lo que otros hacen, es decir, que esa marca en cierto modo consigue su objetivo: llamar tu atención y volver a incluir su nombre en tu mente.

Por lo tanto, estas son las 3 razones por las que tienes que trabajar la notoriedad de marca:

  • Conseguir que esa marca sea visible e inolvidable.
  • Superar a la competencia y obtener ventaja sobre ella permaneciendo en la mente del consumidor.
  • Lograr que tus atributos y tu propuesta de valor sean reconocibles.

 

La mayor notoriedad que una marca puede alcanzar se produce cuando está tan arraigada en la memoria del consumidor que se utiliza para describir una categoría entera de productos. Por ejemplo, eres de los que dice ¿dame un pañuelo de papel o normalmente preguntas si tienes un Kleenex?

Kleenex, como otras marcas potentes, han absorbido, aunque sea de manera nominal, a su competencia.

Este es el poder de la notoriedad de marca.

Aunque algunas marcas alcancen la fama, el reconocimiento por parte de los clientes o ingresen millones de euros en sus arcas cada año siguen haciendo ruido porque es la forma que no se olviden de ellos.

Se trata de comunicar constantemente que “aquí estoy, aquí sigo.”

Si una gran marca dejara de hacer publicidad o tener presencia en los medios de comunicación, a la larga (y no tan larga) el consumidor terminaría dejándola en un segundo plano en su memoria. Sería desbancada por la marca más notoria y que en ese momento estuviera llenando las páginas de las revistas o los espacios en televisión.

Soy y eres así. Nuestro cerebro y manera de consumir funciona de esa forma tan peculiar… Las grandes empresas lo saben y, aunque cuenten con miles de clientes fieles, siguen invirtiendo para reforzar todo el trabajo hecho.

Además de buscar la notoriedad, existen otras razones que mueven a las grandes marcas para apostar continuamente por la Publicidad y la Comunicación:

 

1. Crear necesidades al potencial cliente y despertar su interés

No hace falta esperar a que el consumidor sienta la necesidad porque sentimos necesidades desbocadas cuando vemos un producto o servicio sin que nos hiciera falta de antemano. 

Busca despertar su deseo… ¿Cuántas veces has querido comprar un helado después de haber visto un anuncio en una marquesina durante un día caluroso?

 

2. Diferenciarte de la competencia

Una de mis frases célebres es… “Puede haber dos productos iguales, pero no dos campañas iguales”.

Si ya te pareces a tu competencia, apuesta por la comunicación para diferenciarte.

 

3. Comunicar los valores de la marca

¿Qué define e identifica tu marca? ¿Cuáles son los valores?

Las marcas son como personas, me atrevería a decir que casi tienen sentimientos porque detrás de ellas hay personas como tú y como yo a las que les duele cuando hacen daño a la marca.

Las marcas hablan sin abrir la boca y esto significa que dicen algo más allá de representar un producto o un servicio y justo esto son los valores de la marca.

 

 

Estos son algunos de los motivos que mueven a las grandes marcas a seguir invirtiendo tanto en Publicidad como en Comunicación. No se trata de un capricho, simplemente es que necesitan que el público no se olvide de ellas.

Un último consejo antes de terminar este post: no vale con hacer una mega campaña puntual y desaparecer porque el esfuerzo habrá sido casi nulo. La clave está en la continuidad e ir haciendo campañas cada 3 o 4 meses para que siempre tengamos presencia sin agobiar ni estar hasta en la sopa.

Me encantará leerte en los comentarios y saber si alguna vez te habías planteado la importancia de trabajar la notoriedad de marca.

¿Quieres aprender a comunicar eficazmente?

Únete a mi comunidad y descubre cómo tú también puedes marcar la diferencia si sigues mis consejos semanales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *